jueves, 21 de febrero de 2008

Le aceptaron la renuncia a Adriana Goñi que ocupará un nuevo cargo a nivel provincial

Será asesora de la Dirección de Inspección General. "Yo quería dar un paso al costado, porque suponía que iba a allanar muchos caminos", explicó. En las próximas horas se le designará reemplazante. Adriana Goñi dejó de ser ayer la inspectora en jefe distrital, ya que el nuevo responsable regional, Enrique Ferrario, aceptó su renuncia tras el conflicto suscitado a fines de 2007, que incluyó un supuesto cese del cargo. Sin embargo, Adriana Goñi se desempeñará a partir de ahora en el equipo de asesores de la Dirección Provincial de Inspección General, propuesta que también terció en la decisión de la ex inspectora a la hora de presentar su dimisión. "Yo nunca dije que iba a continuar en el cargo. Yo quería dar un paso al costado, porque suponía que iba a allanar muchos caminos. Y además porque en este momento me ofrecieron un puesto en La Plata y lo acepté", comentó Goñi a este Diario. -Ahora que se va, ¿qué le deja su gestión al frente de la Jefatura Distrital educativa? -Desde mi punto de vista, el del área de Educación, los inspectores y los directores, es un balance positivo. Hay muchos documentos que lo avalan. Volver a la centralidad de la escuela de barrio, que fue nuestro objetivo como proyecto distrital, está a la vista. Pero no soy yo quien debe hablar de esto, sino los que me sigan. Creo que lo van a ver. Además, logré conformar un buen grupo de supervisores. Eso se nota en las escuelas, porque trabajar en equipo es fundamental. -¿Hubiese continuado si no le aceptaban la renuncia? -El tema pasa por la necesidad que pueda tener el nuevo jefe y la Dirección de Inspección General a nivel central para que uno continúe con algunas tareas. En este momento el nuevo jefe regional tiene una tarea difícil. No es solamente Tandil que está sin jefe en este momento. Por eso, estoy muy contenta con la tarea que he realizado y muy feliz con lo que me han ofrecido. Entre Tandil y La Plata -¿De qué se trata el nuevo cargo? -Dentro de Inspección General trabajan distintos programas que hacen al mejoramiento de la calidad institucional. En este caso será un trabajo que, precisamente en Tandil aún no tenemos, y tiene que ver con los contextos de encierro (cárceles e institutos de menores). Antes, esto estaba trabajado por el Consejo General de Educación. Ahora lo hace Inspección General. -¿Cómo cree que quedó su imagen tras lo ocurrido? -Todo lo que pasó el año pasado, producto de la ex inspectora en jefe regional (N.d.R: Mirta Martínez), le hizo mucho daño al distrito, a mi persona y a los otros inspectores. Por eso precisamente le pidieron la renuncia a ella y hoy no está al frente. El año pasado ustedes realmente no sabían por qué me pedían la renuncia. Se barajaban muchas cosas y ninguna cierta. -Si las quiere aclarar... -Ya está, ya pasó. Hay que mirar para adelante. El reemplazo Tras los tres años de gestión de Adriana Goñi, con baja en el medio, el cargo de inspectora en jefe distrital quedó vacante y se especula que en las próximas horas la autoridad máxima regional, Enrique Ferrario, arribe a Tandil para dar a conocer la designación. Como es lógico, la inmediatez del nombramiento se debe al próximo inicio de clases de este año, ciclo lectivo que ya comenzó, puesto que las maestros se encuentran desempeñándose en sus respectivos puestos de trabajo.*